Como si de un ángel se tratara, Sara Pi llega a la sala BSpace del Casino de Barcelona vestida de largo y blanco. Son las 9 de la noche y la preciosa cantante de jazz & soul se reúne con los medios de comunicación. Unas preguntas antes de pasar todos al espectáculo + cena que ofrecen en la planta baja del lujoso local.

Con el apetito abierto, una cincuentena de personas se disponen a degustar el aperitivo, el menú fijo de la sala y por último el postre. Platos exquisitos siempre acompañados de un fantástico Perelada (blanco, 3 fincas y cava.

La delicia de yogurt con brocheta de fruta y crema de caramelo parece ser un aviso de que la cantante aparecerá en breve por el sencillo escenario. A las 23:25h comienza el concierto de Sara Pi y el público la recibe con un aplauso. Tras el buen servicio, todos estamos encantados  y ahora toca seguir disfrutando.

Viene acompañada de su guitarrista Eric, con el que hace una combinación derrochadora de voz y música. Él sentado a la izquierda y ella de pie a la derecha frente al pie de micro, comienzan a interpretar algún tema de la artista de 28 años. Todo lo que tocan inpira, todo lo que escuchamos nos transporta…

Tras dos canciones y muy agradecida: “hola, ¿qué tal? Un placer compartir con vosotros una noche en el casino”. Una tierna y bonita voz en inglés hace que los asistentes estén atentos de principio a fin. Pi realiza un experimento nunca visto antes. Da la posibilidad a los espectadores de participar en su música mediante las llaves de sus hogares, moviéndolas y simulando las olas del mar.

El espectáculo va acabando con ese grandísimo single titulado “Wake up”, pero también se da cabida a otras obras maestras a lo largo del show, como alguna versión de Amy Whinehouse o del maestro Bob Marley. Educada y precisa, añade: “muy buenas noches, gracias por acompañarme. Espero que tengáis suerte con las maquinitas si después váis a jugar”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Crónica: Cristian Sanchez.
Fotos: Ana Corral

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.