El concierto de Efecto Pasillo se realizó en la sala Bikini el pasado 21 de febrero de la ciudad de Barcelona. El concierto tenía previsto empezar a las 20:00h, pero empezó a las 22:00h.
La sala registró una buena entrada. El público se mostró muy entregado con el grupo canario el cual no defraudó y arrasó el escenario con su simpatía, a la que nos tiene habituados. Interpretaron canciones de sus dos últimos trabajos, incluída la titulada “melocotón”, que obtuvo el favor de todos.

En una de las canciones se incorporó el guitarrista de Maldita Nerea llamado Tato dónde estuvo tocando con ellos.

El concierto terminó alrededor de las 23:00h con la última canción Pan y Mantequilla dónde el público empezó a bailar y disfrutaron de un magnifico concierto.

 

Reportaje: Ana Corral

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.